Familias

LA UNIDAD ES POSIBLE

La terapia familiar se realiza cuando varias de las personas que confluyen en el entorno familiar entran en conflicto por varias razones, lo que los lleva un estado de desasosiego continuo y a un sufrimiento continuado.

A veces, la terapia será conjunta y otras veces por separado con las personas que conforman la unidad familiar, con el objetivo de que cada uno sea capaz de reconocer cual es la problemática en sí y aprender nuevos patrones de comportamiento más funcionales.

Un psicólogo puede actuar como dinamizador o testigo en el proceso de valorar la problemática desde diferentes ópticas, aportar herramientas y favorecer la búsqueda de soluciones adecuadas para todas las partes.

Todas las sesiones tienen una duración aproximada de 60 minutos. La frecuencia entre las mismas se adecúa a la necesidad y disponibilidad de cada paciente. Generalmente se comienza con una frecuencia semanal o quincenal que pasará a ser más distanciada cuando se perciben mejorías significativas.